Connect with us

Memoria

Los Morton: hay bandas que deberí­an existir por siempre

Publicado

un

Hay bandas que deberí­an existir por siempre. Ya sé, me dirán que el paso del tiempo, que todo lo que empieza debe terminar, que lo que sube tiene que bajar, y todo ese cúmulo malditos lugares comunes, de clichés y bravatas de media voz, que tanto tanto, nos gustan aquí­ en chilito. Basura, hay bandas que deberí­an ser para siempre, como postales eternas que se transforman en verdaderos tatuajes que quedan indelebles, en nuestros corazones.

Tengo grabadas a esas bandas, las tengo ní­tidas en mis recuerdos» esos primeros recitales de Pánico y Chancho en Piedra en el anfiteatro de Ochagaví­a, esa primera venida de Attaque 77 cuando Ciro no tocaba la guitarra, esa vez que Los Prisioneros cerraron la campaña del NO en el Parque O»™Higgins, o la única vez que Flema tocó en el Monumental» cuando Ricky gritó a todo pulmón» -¡Bienvenidos al infierno!. Son muchas bandas y muchos recuerdos, por eso para ir pelando como corresponde este chancho rockero, me voy a remitir a las bandas chilenas y que, desgraciadamente, ya no se encuentran trabajando permanentemente. Me voy a remitir a esas bandas nacionales, que tal vez nunca más podamos ver, salvo en alguna fea grabación de VHS más carreteada que músico chileno de vacaciones. -¿Qué por qué lo hago?, por ocio, por nada, porque sí­ tal vez, porque vale la pena recordar, dejar el registro particular de uno de esos que, como tú que estás escuchando, se levantó feliz un dí­a en la mañana, y partió temprano a hacer la cola para entrar a un buen recital, en esos tiempos en que las bandas chilenas no tení­an lo último en instrumentos y sonido, pero y esto te lo juro» dejaban en el escenario el alma y tocaban como si en eso se les fuera la vida, tú vida, mi vida» las de todos.

Me costó un poco decidir, de que banda hablar en esta primera entrega, se me vení­an a la cabeza varios nombres, para mí­ emblemáticos, pero fueron los mismos locutores de este programa quienes me aclararon las dudas cuando la otra noche como a las 2 de la mañana (parece que no soy el único que se amanece pegado a la pantalla) me enviaron un video de Los Morton.

Los Morton, cuando nombro en voz alta esa palabra, mmm me emociono. Los tení­a olvidados y me disculpo, porque Los Morton fueron desde su primer disco un paso adelante en la escena nacional. En ese tiempo a algunos les molestaba que llegaran a sus tocatas en su auto, porque para algunas personas, los artistas tienen que andar siempre jodidos y mendigando, pero Los Morton no estaban para esas cosas. Su sonido impecable en discos y en vivo, el mensaje puntiagudo de sus canciones, que aún si escuchas hoy dí­a causa incomodidad, el desplante escénico de sus integrantes, en fin toda la potente ecuación matemática y rockera que daba como resultado la unión de sus integrantes, se resumí­a en una potente entrega en vivo que no te dejaba, como pasa mucho hoy en dí­a, como si nada. NO, Los Morton era música que no podí­as escuchar sentado tomándote una chela, Los Morton era música que mirabas pegado al escenario, que vacilabas corriendo de un lado a otro o chocando con cuanto morton-adicto hubiera a tu lado.

Discos como «Santo Remedio«, «Cebator Quat»™s» y «Arriba í¨ la pelota» se han quedado grabados en los sentidos de una multitud de fanáticos que incluso tendrán la suerte de volverlos a ver juntos el próximo año.

En los buenos viejos tiempos la banda se componí­a de Max Morton (voz y guitarra), Keko Morton (voz), Pelao Morton (bajo y coros), Harry Morton (baterí­a), Larry Morton (guitarra) y DJ Herb Factory.

Tengo una imagen grabada en la mente, de una tarde de verano del ’95 cuando el Sello Alerce lanzó a varias da sus nuevas bandas con un tremendo recital en el Court Central del Nacional. Esa tarde mi polola de aquellos tiempos me habí­a mandado al infierno, por lo que me emborraché hasta el fondo, llegué al Court temprano a hacer la cola, y Sí, ella tuvo razón, terminé en el infierno esa noche, ese infierno que es el paraí­so de los rockeros: triste, sin esperanza, borracho y sobre el escenario Los Morton tocaban «Cocaí­na».

Apuesto a que tú tienes tus propios recuerdos» Salud por Los Morton!

Por Pablo San Martí­n M.

Leer más
5 Comentarios

5 Comentarios

  1. max morton

    24 octubre, 2008 at 3:59 pm

    muchas gracias por tus comentarios, el court central fue buenisimo, dentro de lo poco que me acuerdo, al final me tire al publico ( Como en los viejos tiempos, lease Neo 1990 . Quien se acuerda de esos recitales?),

  2. max morton

    24 octubre, 2008 at 10:59 pm

    muchas gracias por tus comentarios, el court central fue buenisimo, dentro de lo poco que me acuerdo, al final me tire al publico ( Como en los viejos tiempos, lease Neo 1990 . Quien se acuerda de esos recitales?),

  3. max morton

    24 octubre, 2008 at 6:59 pm

    muchas gracias por tus comentarios, el court central fue buenisimo, dentro de lo poco que me acuerdo, al final me tire al publico ( Como en los viejos tiempos, lease Neo 1990 . Quien se acuerda de esos recitales?),

  4. max morton

    24 octubre, 2008 at 10:59 pm

    muchas gracias por tus comentarios, el court central fue buenisimo, dentro de lo poco que me acuerdo, al final me tire al publico ( Como en los viejos tiempos, lease Neo 1990 . Quien se acuerda de esos recitales?),

  5. MalexramirezH

    26 noviembre, 2010 at 3:41 pm

    Max justo en estos momentos estaba escuchando su disco SANTO REMEDIO tuve la posibilidad de verlos en mas de una oportunidad también en el court centran y en ritoque si mal no recuerdo puta cabros ustedes fueron parte importante en mi vida y solo querí­a dar las gracias ya que esas tocatas se morirán con la ultima neurona supe que se juntaron el 2009 o 2010 me podrí­as confirmar si hay posibilidad de nuevas tocatas con otras bandas ..un abrazo y gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencias