Connect with us

Memoria

Iñigo Muguruza: un tributo necesario

Publicado

un

Hace ya poco más de un mes que despertamos con la lamentable noticia del deceso de Iñigo Muguruza. Es probable que a la mayor parte de la gente en Chile no le suene su nombre, pero decir que es uno de los músicos que ha influenciado a una escena completa en nuestro país no es exageración. Desde Aldea Local rendimos tributo a la carrera de uno de los músicos vascos que, siendo parte de Kortatu, Negu Gorriak, Joxe Ripiau por nombrar solo algunos proyectos, es un imprescindible para muchos de los melómanos de nuestro país, quienes hasta hoy hacen salud para recordar la vida, alegría y resistencia que nos compartió con sus creaciones a través de nuestros reproductores musicales.

En 1998 fui invitada a ser parte de un proyecto que no podía rechazar. Un programa de radio es el sueño de todo pibe (en este caso de la piba) y qué mejor si ese programa va a tener espacio para temáticas y canciones que a unx le interesan. Lo que no sabía, en esa época, es que involucrarme en ese proyecto me significaría también cultivar relaciones y amistades al otro lado del océano, que hasta el día de hoy se mantienen.

Mi acercamiento al punk había sido hasta ese entonces a través de las bandas norteamericanas, inglesas y chilenas. Mi desconocimiento de la escena de lo que había estado pasando en el País Vasco era total. Gracias al proyecto de programa de radio, tuve la suerte de escuchar el disco de Fermín Muguruza con el grupo Dut (Ireki Ateak )y simplemente me voló la cabeza. Qué sonido. Qué fuerza. Qué propuesta. Lo que vendría después sería una avalancha de bandas que ni en sueños pensé que sería posible pronunciar (¡diga Debruak Teilatuetan tres veces!) con nombres de discos que me costaba descifrar (¿cómo dijo? ¿Borerroak baditu milaka aurpegi?) pero que me sorprendían uno tras otro, tanto como para llenar de sus discos el reproductor como para admirar la decisión de hacer música, en euskera, que además sonara tan bien. Nunca pensé que por años los programaríamos en la radio y en la casa, que nos alucinarían tanto que decidiría hacerme cargo de su distribución discográfica en Chile y organizaría varios de sus conciertos. Dentro de esta movida vasca, un apellido se repetía: Muguruza. Ya sea Fermín, con su ímpetu y propuesta internacionalista y admirablemente militante, Jabier, como cantautor, e Iñigo sin quedarse nunca atrás, en los grupos de los que fue parte o como fundador de una de las bandas más innovadora en una mezcla de sonidos vascos con rock e influenciada por ritmos caribeños, como fue Joxe Ripiau.

Eso es una parte de mi propia historia con la música desde Euskal Herria. Sin darnos cuenta han sido muchos años, muchos correos, muchos contactos, mucha camaradería, mucho arte. Y agradezco haber conocido todas estas canciones. Por eso, a poco más de un mes de haber despertado con la noticia de la partida física de iñigo, más que hacer un recorrido de fechas, hechos y anécdotas, he decidido tributarlo con estas letras y con una selección de cuatro canciones que me parecen fundamentales en nuestra banda sonora, ya sea por el impacto en Chile en lo que ha sido el movimiento punk y ska o por su fuerza y energía.

1.-Kortatu, La Línea del Frente

En cualquier concierto punk, señor, señora, se encontrará con algune chique que luzca orgullose y desafiante una polera de Kortatu. Porque eso es Kortatu: una gran mezcla de rock y ska con rebeldía e insatisfacción, que sigue gritándonos a la cara que es mejor trasladar a una canción todo lo que hay que decir, en vez de hacer revolución en Facebook (o Tik Tok para los más jóvenes). Kortatu nos enseñó que la línea del frente está en cualquier lado y que nuestra presencia debe notarse, aunque luego las batallas que hayamos dado no se encuentren en los mapas. No sólo muchos bajistas en Chile de bandas del estilo partieron imitando a Iñigo con estas canciones antes de crear las propias, sino también sus temas han sido versionados en vivo y en estudio, como fue el caso de Los Miserables, quienes hicieron parte de su repertorio canciones como Mierda de Ciudad o Sarri Sarri.

2.- Negu Gorriak, Lehenbiziko bala

Terminado Kortatu en un momento alto de su propuesta, Fermin, Iñigo and co sorprenden con una segunda banda, tanto o más influyente que la primera. A ritmo de rap, reggae y rock, Negu Gorriak utiliza otro lenguaje, más elaborado en lírica y música, para atacar los mismos temas de su primer grupo, asumiendo como prácticamente una labor educativa el incorporar sonidos distintos a Kortatu. No solo eso: ya todas sus creaciones son en euskera, el idioma que se habla en el País Vasco y del cual a través de la música se han transformado en sus mejores embajadores. Inolvidable es la versión que haría de esta canción Todos Tus Muertos.

3.- Joxe Ripiau, Positive Bomb

¿Cómo puede uno resistirse a cantar y bailar con las canciones de Joxe Ripiau? Reggae, ritmos latinos, banda que nace simplemente por la inspiración que sintió Iñigo Muguruza mientras aún era parte de Negu Gorriak luego de un viaje que hizo al Puerto Rico (¡la importancia de viajar para el artista!) y que se transforma rápidamente en favorita si uno se deja llevar por su contagiosa alegría y su enternecedora melancolía.

4.- Sagarroi, Nahi Dudan Guztia

Sagarroi fue la banda con la cual Iñigo recibió el nuevo milenio. Inicialmente dedicados al rock más duro y al hardcore, finalmente fueron girando hacia el ska, volviendo al inicio, luego de un largo recorrido. Si seguiste la carrera de Kortatu y Negu, probablemente no te perdiste estas dos nuevas bandas que Iñigo propuso al mundo.

Música hay mucha en muchos lados. Canciones que salgan de un pequeño país, para instalarse en la banda sonora de otro pequeño país al otro lado del océano, no tantas. ¡Gracias a Iñigo por ser parte fundamental de los proyectos que han ido conformando nuestra discografía elemental!. El necesario homenaje ha resonado desde su natal y querido País Vasco hasta este lado del océano y de la Cordillera. Gora, Kortatu! Gora, Negu! Gora, Joxe Ripiau! Gora, Sagarroi! Eskerrik asko, Iñigo. Gracias, amigo, por tantas canciones y tantas vivencias.

Melómana de nacimiento, obsesiva de formación, actualmente mis tiempos están enfocados a la música que me haga sentido, a las bandas que manejo y a los hijxs que crío, a Nueva Santiago y a Aldea Local. Traductora, periodista, manager, productora, booker, distribuidora de discos, mami, pareja y colega, con dos gatas adoptadas. Leo y veo series. Ahora también cocino, tejo, armo cojines. - Siempre el mejor proyecto es el que está por venir -

Leer más
Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencias