Connect with us

Discos

Los discos de la década que no quieren que escuches (Parte 2: Caja de Pandora)

Publicado

un

Los Sillas Musicales – Nazca (2019)

 

Nos quedamos cortos con la publicación pasada, cortos en discos y cortos en análisis sobre el estado del arte de nuestra «industria musical chilensis» que mueve a los que siempre están ahí sonando constantemente en las radios, apareciendo en los diarios y acaparando las páginas webs. Es que, lamentablemente, nuestro precario plan de medios contempla aparecer en los mismos que terminan discriminándote ante un Astro, un PedroPiedra, una Nicole, por nombrar a algunos, que sin presentar nada nuevo bajo el sol sino una fórmula repetida constantemente, se llevan todos los espacios que «democráticamente» deberían compartir con todxs los demás. Ni hablar del 20% de música chilena en las radios, pues ese porcentaje se lo llevan los regalones de la SCD.

En fin. Nos pusimos pesados y decidimos remover el polvo y buscar otros sonidos, otras canciones, otros y otras solistas, otras bandas que podrían llenar estadios, ser los primeros en los rankings, pero tu ni siquiera sabes de su existencia.

(Nota: Hacer click en cada una de las portadas y serás re direccionado al disco)

Wichañe – Pedro Maria Ñankupel el Pirata de Chiloé (2018)

Pedro Ñankupel, el pirata de Chiloé relata desde un principio y en primera persona, cómo Pedro se vio involucrado en algunos malos pasos que finalmente terminaron por condenarlo (el huilliche es acusado de 99 muertes de las cuales ninguna pudo ser probada). En 8 canciones se nos narra, cronológicamente, los sucesos del proceso, algo así como la pasión y muerte de Ñankupel. Con sintetizadores, guitarra eléctrica, bajo, batería, una lírica narrada y en perfecta coherencia con el estilo que abordan -y que a la primera escucha te rememora bandas como Los Jaivas, Cazuela de Cóndor, Congreso y el folclore de la zona.

 

Sube – Sol y Luna (2019)

SUBE es una banda difícil de definir. Traen consigo un concepto que ellos mismo presentan como «rock onírico» y si lo escuchas, lograrás penetrar en la idea y llegar al significado de todo. «Sol y luna» es un EP que se desprende de las canciones que quedaron en el tintero de su primer larga duración «Etereopuerto» (2016) (totalmente recomendado). Acá hay exploración de diversos sonidos que van desde el rock progresivo y se pasean por el jazz, ciertos dejos de folk y mucha poesía.

Maqui – Punto Vernal (2017)

Maqui es el seudónimo de Antonio San Martín, director de señas de la Molestar Orquesta y fundador del encuentro musical EtnoCahuil. En su primer disco solista, buscó la exploración dentro del mundo del folklore chileno, indagó en la tradición y la convirtió en diversas sonoridades pasando por el rock, el pop y otras experimentaciones que hacen de este disco un deleite. En una línea similar al larga duración de Nara de Shile (ver nota), Maqui presenta una mirada refrescante al folklore chileno, sacudiéndole las telas de arañas, resignificándolo con total libertad, como debe ser.

Las 3 Marías – Deja de matar tu karma (2018)

Las 3 Marías es un proyecto bien interesante que se arrastra por lo menos hace 8 o 9 años entremedio de la oscuridad con apariciones esporádicas, con vídeos más bien crípticos y con un halo de misterio que van desde su origen hasta su formación. Este trío compuesto por los hermanos Cabezas, Diego y Esteban, quienes junto a Raúl Guzmán, conforman una triada interesante a la hora de presentar sus cartas y hacerse notar. Luego de un ep, éste larga duración le hace honor a esta mezcla de raíces folklóricas con sonidos guturales y electrónica. Totalmente recomendable.

Dhármico – Transeúnte (2019)

Desde el Valle del Aconcagua, nos llega el segundo disco de esta banda que a punta de recomendaciones nos dejó con la boca abierta. «Transeúnte» es un disco psicodélico, con letras cargadas de reflexiones sobre nuestro entorno, como nos explotan y destruyen nuestra tierra, el aborto y el individualismo actual, son parte de los tópicos que suenan fuerte en esta obra potente.

Los Sillas Musicales – Nazca (2018)

Los Sillas Musicales son de la V región y llevan casi 8 años pululando por las orejas de la gente, sin embargo, aun no tienen el espacio que deberían tener, pues estamos ante un grupo que mezcla de muy buena forma el pop, la electrónica y el folklore. En «Nazca» se asoma una vocación de single en cada una de sus canciones. Pase y escuche.

Natalia Molina – Cuna de Piedras (2011)

De las músicas que quedan en la memoria y que suenan y te despiertan recuerdos, sentimientos escondidos y el movimiento involuntario de sus pies al ritmo de cada una de sus canciones, es como podríamos desarmar y analizar parte por parte este disco de la cantora Natalia Molina quien, desde la poesía, la guitarra y su voz, se abrió un espacio en nuestros sentidos. «Cuna de Piedras» debería haber sonado hasta el cansancio en las radios, en tu reproductor de música, sin embargo, pasó piola, a pesar de lo bueno que es. Acá se desprende «Alma», una hermosa canción en clave pop retro que se te quedará atrapada en la cabeza por mucho rato.

Gonzalo Sáez – Resentimientos (2012)

A Gonzalo Sáez lo conocimos por ser parte de la primera camada de artistas que se agruparon dentro de un incipiente y primigenio Acople Records y era de aquellos que junto a Cajitas Rectangulares, Diente Diamanto, Fatiga de Material, entre otros, se presentaban en el bar La Cantera, prácticamente, el último reducto de música en vivo interesante en Valparaíso. «Resentimientos» trae un breve cancionero de canciones muy tristes, que calan profundamente en tu interior y que conmueven desde la primera escucha.

Cahuín Relonche – Cahuín Relonche (2015)

De la música que proviene de nuestro puerto de Valparaíso, se desprenden diversos estilos, teniendo en cuenta lo diverso y prolífico que ha sido al momento de darnos una gran variedad de sonidos en los que se puede navegar e investigar. Uno de esos discos que llamaron la atención por su interesante mezcla de sonidos que van del progresivo hasta el tinkú pasando por ritmos indígenas y lo bailable, fue el trabajo homónimo de Cahuín Relonche, quienes con una inspirada obra deleitaron aquel 2015 con temas como «Tarantella Telúrica» o «Cuál Karma» o la inquietante «Fría sombra».

Absolutos – Árbol (2013)

Allende el 2013, apareció este larga duración producto de la amalgama de las canciones creadas por la cantautora Ani del Mar y los arrebatos creativos de Ciriaco Pescador, quienes dieron vida a este disco que desborda estados y ambientes que varían y se mueven, como el ritmo que toma un árbol ante el implacable viento que no duda en mecerlo. Acá, las dos mentes, forjaron una obra muy interesante. Si no lo escuchaste en su momento, ahora es tu oportunidad. No te arrepentirás.

… Continuará…

 

Padre de 3 niños mutantes, músico sicodélico folklórico y melómano escritor. A veces, soldador al arco y cantante de ducha.

Leer más
Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencias