Connect with us

Entrevistas

Pamela Alfaro, manager y sicóloga: «El sector musical debe potenciarse en conjunto, no sólo como declaración de principios, sino con acciones concretas y solidarias»

Publicado

un

Desde hace más de un año que se creó la Asociación de Managers de Músicxs en Chile, MAMCHI, la que tiene como objetivo relevar el rol de aquellas personas que son parte del equipo de trabajo de las bandas como representantes y que muchas veces son desconocidas para el público general. Cuando unx trabaja en la trastienda como parte de esos esfuerzos, la verdad es que no espera ser reconocidx, pues para eso está el artista, pero es importante que se sepa que habitualmente hay muchas personas detrás de quienes están sobre el escenario: asistentes, sonidistas, proveedores de audio, managers, encargadxs de prensa, etc. etc. Dentro de las tareas autoimpuestas en Aldea Local, una es dar a conocer su aporte, su mirada y su trabajo, muchas veces a pulso, con mucho empuje, a veces con más, otras con menos recursos, pero siempre desde la vereda del amor a la música.

Esta vez compartimos conversación con Pamela Alfaro, manager de Triciclo Parlante (banda cuyo último trabajo ha tenido destacada presencia en las listas Indie Chile en Spotify, por ejemplo), quien es además sicóloga. Una de las cosas que hemos hablado en diversas oportunidades es cómo la salud mental es uno de los temas sobre los que mucha gente no quiere hablar y donde los trabajadores de la música no son la excepción, sobretodo en un sector en los que los largos viajes, las largas horas de trabajo parecen estar normalizadas. Acá conversamos de eso, de su experiencia en la música, de la pandemia y de cómo es bueno empezar a cuidarse.

Pame, cuéntanos por favor cómo te vinculaste a la música. 

Desde la etapa gestacional, las niñas(os) se acostumbran a escuchar sonidos a través de la conexión con la madre, por lo tanto creo que toda vinculación se inicia ahí. En lo concreto, mi abuelo paterno, Gabriel Alfaro era un virtuoso músico; maestro del saxofón y clarinete, instrumentos que le permitieron mantener a su familia, con toda la complejidad que involucra dicha profesión.  Profesionalmente, por más de 30 años he estado inmersa en la cultura y las artes a través de la producción artística  y coordinación de  distintos espectáculos para revistas, canales de televisión, empresas, instituciones, compañías de teatro y grupos musicales chilenos; durante 7 años representé a la agrupación pop rock Madvanna, y desde mayo del año 2019 trabajo en el desarrollo de Triciclo Parlante, nuevo dúo integrado por Diego Ellwanger y Cristián Verdugo (miembros de Madvanna y músicos de la banda Kudai). 

¿Cuál crees tú que es el rol social de la música?

La música es fundamental en la práctica comunicativa de toda cultura. Es transversal a toda clase social, religión, política, raza. En definitiva, es parte de la vida cotidiana de toda  sociedad.  Es la expresión cultural de mayor masificación, más allá de su validación como ente entretenedor. A través de su contenido es un medio de difusión de ideas e ideologías que aportan mensajes de manera potente al mundo social actual.

Es una herramienta imprescindible para lograr un desarrollo integral del ser humano. En general todas las artes le brindan al individuo diferentes formas de estructurar el pensamiento y las emociones; desarrollan su inteligencia; inciden en su desarrollo psicomotriz; refuerzan su capacidad de socialización, de disciplina auto consciente; y le abren la posibilidad de explorar todas sus capacidades humanas, en una formación integral, que contempla así mismo los aspectos socioculturales. Por lo tanto, hay un rol formador y potenciador  de recursos y habilidades personales. 

Desde tu perspectiva de psicóloga ¿Cómo crees que afectará a los músicos y a sus equipos de trabajo la pandemia? 

Considerando que hace casi 10 meses el país está bajo confinamiento intermitente, con restricciones de movilidad, instituciones culturales cerradas, conciertos y festivales cancelados, la pandemia ha impactado en los medios de subsistencia de los  músicos y en toda la cadena humana involucrada, cuyos ingresos dependen en gran medida de los shows en vivo. Esto se resume en que los equipos de trabajo están sometidos a un alto nivel de estrés e incertidumbre. Esta pandemia devela la precariedad y abandono en el que está inserto el rubro. 

Estamos hace meses en un periodo de turbulencia emocional, experimentando sentimientos de angustia, miedo, estrés, insomnio, tristeza, ansiedad, preocupación e incertidumbre al no saber cuándo se retornará a la “normalidad” laboral. Lo más seguro es que algunos equipos se verán más afiatados, por contar con más recursos personales, pero otros se podrían ver dañados e incluso divididos. 

¿Cuáles podrían ser buenas prácticas para pasar este periodo manteniendo el foco en la salud mental?

Atender nuestro bienestar biológico, psicológico y social es prioritario, estableciendo relaciones positivas con nosotras(os) mismas (os), ya que, quienes están regulados emocionalmente, tienen más facilidad para la empatía, y asertividad en la interacción. 

Identificar y aceptar mis emociones es imprescindible para lograr un equilibrio. Contar con un momento a solas, para autorregularme, reflexionar, aquietarme y atender mis propias necesidades, puede disminuir mi angustia.

Ejercicios físicos, meditación, alimentación adecuada, descanso nocturno, disminuir la autoexigencia, momentos de recreación, pensamientos positivos u optimistas, entre otros, ayudan a reducir la intensidad de las emociones negativas.  Sin embargo, es importante tener presente que si no estás pudiendo sobrellevarlo, debes pedir ayuda.

Ante situaciones de crisis, el valor de trabajar unidos es primordial, para contenerse y abrirse a la lluvia de ideas para salir de esta situación. Es fundamental abogar por una comunicación y gestión más empática, conectada con las necesidades de cada  personas. Abrirse a la experiencia de que a pesar de lo adverso, se debe  fortalecer  y consolidar tu equipo de trabajo. Si no hay recursos, para buscar apoyo y asesoría, existe mucho material online para apoyarse.

Por otro lado, considero que en todo momento debemos estar conscientes del impacto de nuestras palabras (gestos, silencios, tono) en la interacción, asumiendo con responsabilidad lo que decimos o hacemos, especialmente bajo estas circunstancias. Si estamos  frente a un conflicto recuerda atacar siempre el problema, jamás a la persona. 

En tiempos de estrés  y aislamiento por la pandemia de Covid-19, las personas deben acompañarse por la música, ya que esta tiene un efecto tranquilizador al activar muchas regiones asociadas a la emoción y la memoria. Si pones atención a tu respiración y escuchas con atención, la música logra calmarnos, generando una sensación de bienestar.

Investigaciones arrojan que la música tiene efectos beneficiosos en las sustancias químicas del cerebro, como la dopamina (hormona del placer) y la oxitocina (hormona del amor), pudiendo disminuir tus niveles de cortisol que es la hormona del estrés al escuchar música, relajarse, dormir bien y  practicar ejercicios. 

¿Crees que debemos mirar cómo trabajamos y a lo mejor de esas prácticas sacar lecciones para el futuro post pandemia?

Sin duda, como dije antes, esta crisis devela la precariedad del sector y la falta de políticas públicas protectoras. Estamos enfrentando una realidad diferente a la conocida y con seguridad las cosas no volverán a ser iguales. Por lo tanto, esta es una instancia para identificar las nuevas oportunidades y a partir de ahí reconstruir.

Las crisis muestran las falencias personales y de nuestros equipos de trabajo, como también del rubro y país, poniendo de manifiesto esta pandemia la desprotección de la cadena de profesionales que forman parte de la “industria musical”.

Estamos viviendo una experiencia social y económica que cambiará muchas cosas. Tenemos que afrontar un proceso de reinvención en conjunto y esta es una oportunidad de mejora. Debemos aprovechar la inercia para orientarnos hacia el lado positivo y evitar hundirnos.

Nunca ha sido fácil vivir del arte, siempre se ha debido ser creativas (os) para salir adelante frente a lo adverso, por lo tanto esa ya es una fortaleza del músico y música, para afrontar toda situación. 

En definitiva creo que este sector algo individualista debe potenciarse en conjunto no sólo como declaración de principios sino con acciones concretas y solidarias, ya que las grandes dificultades nos hunden, o nos empujan a desarrollar la creatividad, posicionándonos en un escenario que puede ser a la larga muy favorable, si se trabaja en conjunto y unidos.

Pamela Alfaro es psicóloga organizacional, orientadora en relaciones humanas y familia, especialista en entrenamiento y capacitación. Ha sido productora de Teatro y de eventos para emprsas e instituciones y se desarrolla como manager hace 8 años, trabajando actualmente con Triciclo Parlante. Contacto: pamealfarod@gmail.com

Melómana de nacimiento, obsesiva de formación, actualmente paso mis días entre la música que me haga sentido, las bandas que manejo y a los hijxs que crío, a Nueva Santiago y a Aldea Local. Traductora, periodista, manager, productora, booker, distribuidora de discos, mami, pareja y colega, con dos gatas adoptadas. Leo y veo series. En Pandemia también tejo, coso, hago crochet, collages y rompecabezas. - Siempre el mejor proyecto es el que está por venir -

Leer más
Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Instagram

Tendencias