Connect with us

Entrevistas

Natalia Corvetto: «Siento que es una necesidad contar estas historias y poner en valor a la clase trabajadora»

Publicado

un

Lo de Natalia Corvetto es la música con inspiración en el folclor latinoamericano. La semana pasada pudimos escuchar «Don Juan Vicente», su nuevo single, dedicado a la figura del pescador, más específicamente de su natal región de Coquimbo. Una canción delicada, de bellísimos arreglos, que rinde tributo a uno de los trabajos más tradicionales de un país de extensa costa, como el nuestro, y que increíblemente está amenazado por la falta de voluntades políticas y lo despiadadas que pueden ser las empresas que monopolizan recursos. Conversamos con Natalia, para conocer un poco más sobre la inspiración para esta canción, sus planes a futuro y cuál es su mirada respecto a estas canciones que retratan una vida que a quienes vivimos en la ciudad parece de otro tiempo, incluso.

Eres profesora y cantante, cuéntame sobre tu motivación para dedicarte a la música.
Mi mayor motivo es que me hace bien, me hace feliz. Siempre me mantiene estudiando algo nuevo y lo que más amo es ensayar con mis compañeros, entrar al estudio a registrar, imaginar el arte, todo ese proceso es maravilloso. Pero también creo que he tomado una responsabilidad con tratar de mantener viva la cultura desde una mirada latinoamericana, con canciones que quizás, es lo que yo percibo, se están perdiendo del imaginario de las personas y esto es lo que más me motiva y da fuerzas para cultivar el repertorio latinoamericano del siglo pasado, porque está lleno de historias, aprendizajes y culturas.

Estás lanzando Don Juan Vicente, una canción dedicada a los pescadores. Cuéntame del proceso de creación de la canción.

Esta canción tiene una historia muy especial de colaboración: Estábamos junto a Daniel Miranda, mi compañero y productor musical, haciendo una pizza. Él había hecho la salsa y yo me puse a amasar. Mientras Daniel esperaba por la salsa, agarró la guitarra y toco una de sus composiciones, algo muy cotidiano en nosotros y de repente me sorprendí entonando encima “Don Juan Vicente…” y fue muy mágico porque la composición agarró una personalidad. Yo me aprendí los acordes en el cuatro, nos fuimos a la playa y allá escribimos el texto de la canción. Justo estábamos en Coquimbo así que fue muy fácil inspirarnos para el texto y armar la historia. Mientras armábamos el texto de la canción no podía dejar de pensar en todos los trabajadores de mi familia, en especial en mi tío Vicente, que fue minero en Andacollo. Nunca he podido olvidar la textura de sus manos secas y agrietadas de tanto trabajar en este arriesgado oficio, podría decir que esta canción, si bien es cierto, habla de un pescador, está basada e inspirada en un minero.

¿Por qué sientes que es necesario retratar estas vivencias?
Siento que es una necesidad contar estas historias y poner en valor a la clase trabajadora, no solo a los pescadores, sino a todos los oficios que mantienen viva a una comunidad. Oficios que han demostrado ser imprescindibles en esta pandemia, pero que no condicen sus remuneraciones con el enorme trabajo que realizan, lo que profundiza la brecha salarial que en nuestro país es indignante. Esta canción nació unos meses antes del 18 de octubre y yo sentía que era importante visibilizar al gremio de los pescadores que hoy está siendo avasallado por la pesca industrial, un gremio además que sufrió una de las traiciones más grandes por parte del gobierno del presidente Lagos, entonces si el gremio de los pescadores se ve desfavorecido, poco a poco la comunidad también lo estará. Terminaremos comprando pescao congelao que traen de otros países, lo que es muy triste puesto que tenemos una de las costas más extensas del mundo.


Tu nota de prensa habla de un imaginario único ¿cuál es ese imaginario?
Me ha costado mucho clasificar mi música en un estilo o género. Partí mi vida musical y laboral cantando muchos standards de jazz, luego hice mi primer disco “El Vuelo” (2017) en donde exploré el pop, el soul y aprendí mucho haciendo ese disco, pero ni esa sonoridad, ni ese estilo siento que me pertenecen. Pero tampoco quiero perder la libertad de crear en distintos estilos: latinjazz, pop, folclore, no quiero cerrarme a nada. Entonces ese imaginario espero que siga en expansión, aprendiendo cada día más de los grandes compositores e intérpretes que tenemos en Latinoamérica.

Cuéntanos de «Chilenas en resistencia», ¿cómo nace y qué objetivo tiene ese proyecto?
“Chilenas en Resistencia” es un proyecto que armamos con la cantora de cuecas Pati Diaz Vilches, cantante y compositora de la agrupación “De Patienquincha”. Nos conocimos en el mítico Caballo de Palo y nos hicimos muy amigas. Luego nos juntamos para idear un concierto juntas y eso era todo. Pero, el día de nuestra reunión cayó 18 DE OCTUBRE, impactadas por lo acontecido no podíamos estar ajenas. Así nació este proyecto en donde solo interpretamos canciones chilenas, antiguas y nuevas, que demandan las injusticias sociales de nuestro Chile.

¿Y qué es lo que viene, ahora, para los próximos meses?
Durante este 2021 voy a ir mostrando mi segundo disco que grabamos en diciembre del año pasado, gracias al Fondo de la Música, junto a mi banda formada por Daniel Miranda en la guitarra y producción musical, Milton Russell en el contrabajo, Mauricio Pérez en las percusiones y Raúl Ramos en la batería. En carpeta también está muy latente la necesidad de registrar el repertorio que armamos con “Chilenas en Resistencia” proyecto que espero se concrete antes de fin de año. También hay un proyecto que tengo pendiente; el primer disco de nuestro dúo junto al guitarrista Daniel Miranda ya que llevamos muchos años cultivando el formato “voz y guitarra”. Esperamos poder concretar este disco apenas la pandemia lo permita.

Revisa las canciones de Natalia Corvetto en Spotify pinchando aquí.

Hace unos días, Natalia participó en un concierto transmitido por las redes del Centro Cultural Palace de Coquimbo, donde comparte canciones del cancionero latinoamericano y también propias y que puedes revivir acá:

Melómana de nacimiento, obsesiva de formación, actualmente paso mis días entre la música que me haga sentido, las bandas que manejo y a los hijxs que crío, a Nueva Santiago y a Aldea Local. Traductora, periodista, manager, productora, booker, distribuidora de discos, mami, pareja y colega, con dos gatas adoptadas. Leo y veo series. En Pandemia también tejo, coso, hago crochet, collages y rompecabezas. - Siempre el mejor proyecto es el que está por venir -

Leer más
Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Instagram

Tendencias