Connect with us

Entrevistas

Morus: “Yo no creo en Dios, pero si existiera, atendería aquí en Santiago”

Mario Pizarro es el nombre detrás de Morus, viene del Norte Grande y trae en su historia mucha música y creación. Nos encontramos con Morus y éste es el resultado de esta conversación.

Publicado:

Mario Pizarro es el nombre detrás de Morus, viene del Norte Grande y trae en su historia mucha música y creación. Con una trayectoria que lo ha llevado a tocar en diversos proyectos musicales, Morus, es otro claro ejemplo de lo que le hace centralismo al mundo creativo de nuestro país, coartando nuestra visualidad y dejando que veamos solo a los artistas destacados de nuestra manoseada zona central. La carrera de Morus se inicia el 2007, cuando lanza su primer disco “Ocelos”, junto a la banda de rock progresivo «RU Kaiser», siendo compositor, autor de las letras y demostrando su virtuosismo en los teclados.  El 2012 graba un EP junto a la banda «Macrocosmos» y el 2017 es parte del lanzamiento de un álbum esta vez con la banda “Sádica”, agrupación antofagastina que mezcla el pop, jazz, electrónica y rock, quedando como el encargado de los sintetizadores, bases rítmicas y pianos. Además, tuvo un coqueteo con el mundo audiovisual componiendo el soundtrack del cortometraje llamado “MEMUDO”

Durante la pandemia, Morus se planteó una gran incógnita con el título de su disco “… Y el origen del Universo?” y sin preámbulos nos adentra en un mundo de sonidos espaciales que te conectan con los astros, cuerpos celestes y las diversas galaxias que componen el inmenso universo al que pertenecemos, pero todo esto visto desde el prisma de la filosofía, desde el cuestionamiento de nuestro propio origen y desde donde viene todo lo que nos rodea, donde la creatividad flota con estas melodías poderosas y que intenta recrear el nombre del álbum en seis movimientos compuestos y tocados con sintetizadores al estilo krautrock o space music.

En esta misma senda en donde nos entregamos a la escucha de su obra y, además, buscando una respuesta que él mismo nos quiso entregar, es que estamos acá. Nos encontramos con Morus y éste es el resultado de esta conversación. 

La conexión de tu disco con la ciencia ¿dónde nace?

Nace por el amor que le tengo a ella como a la música. La astronomía es un pasatiempo muy  recurrente. Espero la noche para ver qué astros hay, investigo cosas, tengo salidas astronómicas con amigos, tengo mi telescopio, libros, etc. Me gusta la ciencia, pienso la vida a través de ella y la filosofía, veo las cosas así y es una herramienta que he luchado para que sea parte de la cultura, porque hace mucha falta. Digo “luchado”, porque he trabajado como docente de filosofía y soy psicólogo, entonces es parte de mi día a día educar a la gente a que se de cuenta que la ciencia nos entrega soluciones, vacunas, satélites, wifi y que podamos tener esta entrevista a tiempo real, aunque no estemos tan cerca, por lo que aquello me inspira, me trae ideas, pensamientos, proyectos, conceptos.

¿Cuál es la razón de plantear una pregunta como parte del nombre de tu disco? ¿Cómo poder explicar el origen del Universo?

Es que así como me gusta la ciencia, me gusta el acto de filosofar. En un comienzo la idea del disco era recrear el origen del universo, por lo que así se iba a llamar, el origen del universo y estaba en la disyuntiva si el primer tema debía comenzar como una explosión (Big Bang) o unos segundos antes hacer silencio para representar la nada. Sólo que al pasar el tiempo empecé a preguntarme bien si estaba seguro qué había pasado ahí. También reflexioné que la misma ciencia dice que no sabe qué originó el Big Bang, el punto cero, sólo podemos explicar desde la explosión en adelante, pero ¿Y antes? ¿Qué había? Si el universo era más pequeño que un átomo, entonces ¿Habían más «átomos esparcidos» por ahí? ¿Eso lleva a que existan multiversos? Todo apunta a que no necesariamente hubiese un inicio, más bien una continuidad de algo. Debí hacerme mil preguntas, hasta que un día, pesqué el cuaderno y le puse una interrogación al nombre “…Y el origen del universo?”, los puntos suspensivos es como para recrear que ya venía desde lo ambiguo, desde aquella incertidumbre que tanto me nutre.  

En pocas palabras, diría que soy una especie de activista al pensamiento crítico. He sido docente de filosofía por muchos años, me gusta enseñar a la gente  cómo hacerse preguntas, que no caiga en ideologías, sino que indague, que reflexione, que se asombre por la naturaleza y así incentivar otra forma de pensar.

Por lo que sé, no se puede explicar el origen del universo, al menos, no ahora.

¿Qué autores te han influenciado para lograr este trabajo?

Musicalmente el Krautrock, en especial Time Wind de Schulze, ya que es mi disco para ponerme a pensar sobre el universo. Todas esas preguntas que te decía recién, la mayoría me las hice mirando el firmamento escuchando ese disco. Por su puesto que otros referentes como Vangelis, Steve Roach, etc. y la música progresiva en general.

Los autores de ciencia que más he leído son Carl Sagan, S. Hawking con respecto a astronomía y la parte cuántica. El tema Fractal (canción que cierra el disco) tiene ese concepto: no hay límites ni en lo macro ni en lo micro. 

Y en cuanto a filosofía, bueno creo que aquí hay algo de Kant (No podemos llegar a un conocimiento mayor que supera los límites humanos) y Krishnamurti por el acto de preguntarse y ser escéptico ante el conocimiento de la experiencia.

¿Cómo ha sido el cambio de haber nacido y crecido en el Norte Grande para venir a la capital?

Ha sido positivo, siempre lo ha sido. No es mi primera vez, por el año 2007 sacamos con mi banda de ese entonces RU KAISER un álbum aquí en la capital y esa vez nos venimos todos, vivíamos casi como Los Jaivas, todos juntos, pero regresé luego por cosas personales. Una vez que cumplí el ciclo allá, no la pensé dos veces en venirme. Claro que me vine en pleno Estallido Social y al mes llegó el Covid. Pero, aquí, encerrado, terminé el disco y fue bien acogido, no como me gustaría que fuese ya que hay poco apoyo nacional a esta música, pero al hacer prácticamente todo sólo, me parece que si fue bueno. Ahora se está retomando la llamada normalidad y espero empezar a tocar en vivo. 

Cuéntanos de tu experiencia musical en el Norte ¿Qué te hizo migrar?

Yo no creo en Dios, pero si existiera, atendería aquí en Santiago. Allá en el norte no hay escenarios y la mentalidad es formar grupos para ir a tocar, no para ser un grupo de verdad y eso nunca me ha interesado. En las bandas en la que he estado he incentivado a grabar (Kaiser, Macrocosmos, Sádica, Geonautas), todas hemos grabado, porque una banda existe porque tiene álbumes, no porque sólo tocan en vivo por ahí. El tema es que se saca el disco y ahí se quedan, no se hace promoción, nada. La mayoría cree que sacar un disco es la parte final y es todo lo contrario, es recién el comienzo, por lo que siento que yo quiero un poco más que eso, no ser famoso ni nada, nunca me ha interesado eso, pero definitivamente me gusta ser músico para sacar álbumes y de ahí tocar en vivo y, lamentablemente, aquí en Santiago es donde se puede hacer prácticamente todo eso.

¿Qué tal es el rock progresivo por allá? ¿Qué bandas recomiendas?

Allá hay escena de mucha música, lo que hay es poco espacio para presentarse o ir a ver conciertos para conocer. Son sólo eventos, de vez en cuando, en que uno puede tener la oportunidad de tocar en vivo. Como dije, una de las cosas que veo es que la mayoría de las bandas se forman para tocar en vivo y no para grabar álbumes, así que quedan muchos grupos buenos en el aire y creo que eso es una maña general en el país. A pesar de esto, si tuviera que recomendar algunas, recomiendo a Perros de la Pampa de Calama, eran muy buenos (tienen demos), igual que Gamelin Guerra Nuclear de Mejillones que tampoco grabaron nada, pero cada vez que tocaban los iba a ver. Hélices de Antofagasta, ellos sí tienen registro, sólo que son Math rock, pero es tremendo grupo. Y por su puesto Geonautas, un grupo de chicas que hacen post rock con mezcla de progresivo, a ellas yo las apoyo con teclados, están en Spotify.

¿Qué planes tienes para el futuro? 

Sacar más discos. Estoy trabajando en el segundo, me he demorado más de lo esperado, pero estoy en ello y muy avanzado. Tengo material para otros trabajos incluso, siempre manteniendo el estilo, pero no serán lo mismo. Lo que sí, todo trabajo que tengo preparado trae un concepto, basado en lo que hablamos recién, preguntas, reflexiones, astronomía, ciencia, filosofía. Hay uno que me tiene muy entusiasmado que se tratará de mis grandes influencias femeninas, Hypatia, Violeta, entre otras, habrá un tema para todas ellas y la mayoría son cantados. Los temas ya están compuestos y maquetados, pero quiero terminar el segundo disco, para luego ponerme a trabajar en ese.


Y por supuesto, tocar en vivo, quiero tocar «…Y el origen del Universo?» en vivo, con las imágenes en la pantalla y con batería de verdad. Tengo a mi super baterista Diego Fernandez, lo cual cada vez irá tomando más protagonismo, pero primero quería empezar con el origen de mis trabajos solista, o sea, el álbum del que hemos estado hablando, pero soy bien inquieto en cuanto a  componer, así que lo que se viene habrá más rock, más folk, más World music, jazz, entre otros, sin perder la esencia espacial, que es el barniz que traigo para mi música.

Leer más
Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Instagram

Tendencias